BOLETIN DEL 14 DE NOVIEMBRE DEL 2011

 


INFORME DE ACTIVIDADES DE LA ASOCIACION DE RADIOEXPERIMENTADORES DEL ESTADO DE VERACRUZ A.C. "AREVAC"

 

Selección de bandas

La radioafición tiene a su disposión una gran cantidad de bandas de frecuencias, desde el rango de las ondas medias, hasta las milimétricas. La idea de esto es que podamos usar en cada momento aquella banda que ofrece las características requeridas para el contacto que queremos hacer. Así, las bandas de microondas ofrecen un ancho suficiente para comunicación en video, o data rápida, mientras las bandas de onda corta ofrecen propagacion ionosférica a toda distancia. Cada banda tiene sus aplicaciones y características propias.

Pero que pasa en mexico? Se puede apreciar el curioso fenómeno de que muchos radioaficionados, por no decir la gran mayoría, incluyendo a nuestros dirigentes, parece no comprender este hecho tan fundamental! Es por todos sabido que en estos momentos (año 2011) estamos pasando por un larguísimo mínimo en la actividad solar. Al mismo tiempo, por alguna extraña y para mi desconocida razón, la actividad de radioaficionados mexicanos en onda corta se ha concentrado en la banda de 40 metros, de tal manera que en esta banda se hacen más contactos que en todas las demás bandas de onda corta juntas. El aferramiento enfermizo a esta banda está tan enraizado, que muchísimos colegas no hacen más que reclamar todo el día sobre la mala propagación, sin siquiera darse cuenta, ni mucho menos entender, que la propagación no está simplemente mala, sino que está distinta. Cuando el sol tiene poca actividad, la propagación se desplaza hacia bandas más bajas. Simplemente, 40 metros se transforma en una banda de DX durante el atardecer y la madrugada, de distancias medianas a largas en el día, y permanece cerrada de noche. 80 metros en cambio funciona bien en el día a distancias entre 100 y 2000 km, y de noche es banda de DX. Mientras que 160 metros de día va bien hasta los 500 km y algo más, mientras que de noche llega facilmente a varios miles de km. En cambio las bandas de 20 metros y superiores tienen solamente aperturas esporádicas, en general a distancias largas.

Por qué entonces los radioaficionados mexicanos siguen estacionados en 40 metros, reclamando que esta mala la propagación, en vez de buscar las bandas que en cada momento tienen buena propagación? Falta de equipos no puede ser, ya que prácticamente todos los equipos de onda corta en existencia son multibanda. Falta de antenas podría ser en muchos casos, pero en esto hay una fuerte cuota de flojera, ya que no cuesta mucho poner antenas adicionales para las otras bandas. Aunque sea con bobinas de carga, en caso de tener restricciones de espacio.

El fenómeno del aferramiento a ciertas bandas está tan arraigado, que hasta nuestros boletines dominicales se transmiten fundamentalmente en 40 metros, con posible retransmisión en 20 metros, haciendo caso omiso de las condiciones de propagación reinantes. Como resultado, un gran porcentaje de los colegas no puede recibir el boletín, ya que están en zona de silencio con el radio club de turno, tanto en 40 como en 20 metros.

Desde hace tiempo se viene sugiriendo que los radioclubes transmitan sus boletines en las bandas que realmente sirven. Estas serían, según la propagación del día en cuestión, 40 y 80 metros, u 80 y 160 metros, pero frecuentemente sin incluir la banda de 20 metros, que en estos tiempos de baja actividad solar simplemente no tiene propagación favorable dentro del país. Sin embargo, los radioclubes no hacen caso a estas sugerencias, y siguen transmitiendo sus boletines en bandas que no permiten recibirlos en todas las zonas de destino intencionadas. Es una torpeza indigna de quienes nos consideramos conocedores de la radiocomunicación.